Noticias:

domingo, mayo 13, 2018

GP de España · Hamilton completa un fin de semana perfecto.

No hubo sorpresas en la carrera que disputó este domingo la Fórmula 1 en el Circuito de Barcelona - Catalunya y en la que Lewis Hamilton se dio un auténtico paseo triunfal por la pista catalana, sin encontrar a nadie que tuviese el ritmo necesario para ponerle en algún instante en un aprieto.
Acompañaron en el podio al vigente Campeón del Mundo de Fórmula 1 su compañero de equipo, Valtteri Bottas, completando de este modo un fin de semana perfecto para la equipo alemán, y Max Verstappen, que pese a algunos problemas alcanzó un excelente resultado para la escudería de la bebida energética.
Al igual que en las carreras que disputaron la Fórmula 2 y las GP3 Series en el trazado catalán, la hermana mayor de estas tuvo que desplegar un coche de seguridad después de quedarse atravesado sobre la pista el monoplaza de Romain Grosjean. Nada pudieron hacer Nico Hülkenberg y Pierre Gasly para no chocar contra el Haas del piloto francés, y ambos pilotos se vieron obligados a abandonar el Gran Premio de España tras el impacto.
A partir de este momento y tras lanzarse de nuevo la carrera, Hamilton comenzó a poner tierra de por medio respecto de sus rivales más directos. De nada sirvió a Sebastian Vettel tratar de alcanzar al británico con un coche que no tuvo en ningún momento el ritmo que necesitaba el alemán y que sólo le permitió cruzar la linea de meta en cuarta posición, mientras que su compañero de equipo, Kimi Räikkönen, tuvo que abandonar por un problema eléctrico en su SF70H.
Por detrás del alemán terminó Daniel Ricciardo en quinto lugar, seguido en la sexta plaza por Kevin Magnussen, mientras que los españoles Carlos Sainz y Fernando Alonso vieron la bandera a cuadros en séptima y octava posición respectivamente. Completaron las diez primeras posiciones de la clasificación este domingo, Sergio Pérez y Charles Leclerc.
Por último apunta que Stoffel Vandoorne tuvo que abandonar por un problema mecánico en su  McLaren MCL33, una incidencia que hizo saltar las alarmas al menos entre los numerosos aficionados del equipo británico y que nos hizo rememorar todo lo que ocurrió el año pasado.