Noticias:

martes, mayo 08, 2018

La F2 y las GP3 Series compartirán escenario este fin de semana.

El Circuito de Barcelona - Catalunya acoge este fin de semana la tercera prueba puntuable del Campeonato FIA de FIA Fórmula 2, así como la primera carrera de la novena temporada de las GP3 Series.
En el pasado la pista catalana tenía un asfalto muy abrasivo que contribuía a un alto desgaste de los neumáticos y a su degradación rápidamente. Sin embargo, este año se modifico la superficie del trazado y ahora el pavimento es mucho más suave, ofreciendo además un mayor agarre.
En cuanto al resto de características el circuito barcelonés se mantiene sin cambios, y volverá a poner en evidencia las cualidades de los pilotos a los mandos de sus respectivos monoplazas. De todas las curvas rápidas con las que cuenta su diseño, la tres es la más exigente de todas. En estas épocas del año las temperaturas en Montmeló son generalmente altas, ​​por lo que la degradación térmica de los compuestos será considerable.
Los equipos de Fórmula 2 tendrán este año a su disposición los neumáticos blandos y medios. Lo que significa que este curso se ha dado un salto. En esta categoría cada piloto podrá utilizar hasta cinco juegos de neumáticos lisos: tres medios y dos blandos. También tendrán tres conjuntos para mojado.
En la primera carrera, donde hay una parada en boxes obligatoria, ambos compuestos tienen que ser utilizados a menos que se ponga a llover. Las paradas en boxes son opcionales en la segunda carrera. Sólo un tipo de neumático está seleccionado para cada cita en las GP3 Series. En España será el neumático medio.
El año pasado Charles Leclerc ganó la primera carrera en F2, comenzando con el neumático blando y cambiando después de ocho vueltas al duro. Nobuharu Matsushita ganó la carrera al sprint saliendo desde la tercera fila de la parrilla con los neumáticos duros. Nirei Fukuzumi y Arjun Maini ganaron las carreras de GP3.
Mario Isola, Director de Pirelli Motorsport: "El mayor cambio en el circuito de Barcelona este año es la nueva superficie del asfalto, que es mucho más rápido y menos abrasivo. Las GP3 Series ha probado la nueva superficie de la pista este año en los tests de pretemporada, pero este pavimento es totalmente nuevo para la Fórmula 2. Esto junto con el clima que hará en estas fechas será un cambio importante para los equipos".