Noticias:

jueves, mayo 10, 2018

Las exigencias técnicas para correr en el Grüne Hölle (Nürburgring).

La carrera de 24 horas en Nürburgring es la prueba de esta índole más grande del mundo, que cuenta con 151 vehículos y más de 500 pilotos inscritos.
Dunlop suministrará neumáticos a numerosos equipos profesionales y ambiciosos equipos clientes en la  carrera que se disputará del 12 al 13 de mayo. Competirán en el diseño del trazado de 25,4 kilómetros, que combina la configuración utilizada para Grandes Premios y el Nordschleife.
Este año la marca de neumáticos tiene la misión de defender el título alcanzado en 2017, cuando Dunlop y Audi obtuvieron la victoria general, estableciendo una distancia récord de 4.009,7 kilómetros en su camino hacia el prestigioso triunfo.
El Nordschleife exige mucho a los neumáticos. Esto se debe a la exigente combinación de 33 curvas a la izquierda, 40 curvas a la derecha, diferentes radios y gradientes, hasta un máximo del 17 por ciento. En una vuelta, un neumático gira 40.000 veces. Un neumático de GT3 tiene que resistir cargas parciales sobre las ruedas entre 10.000 y 12.000 Newton en las diversas secciones. Durante la clasificación de los top 30 de 2017, el SCG00C de la Scuderia Cameron Glickenhaus se aseguró la pole position con una excelente vuelta de 8:15.427 minutos. La velocidad promedio fue impresionante 184,408 km/h.
Además del rendimiento en Nordschleife, la selección de neumáticos también juega un papel decisivo en la durabilidad de las horas de carga para los pilotos y equipos. Esto requiere la capacidad de proporcionar siempre el agarre óptimo sin paradas en boxes adicionales. Además, las condiciones meteorológicas, a menudo cambiantes en el Eifel, son decisivas para la elección del neumático.
En el infierno verde los pilotos pueden experimentar una temporada completa en un día: por ejemplo, al inicio y final, el piloto puede, a 620 metros sobre el nivel del mar, competir bajo un sol radiante. Pero en el punto más bajo de Breidscheid (320 metros), se sabe que los participantes llegan a experimentar fuertes lluvias en la misma vuelta.
Especialmente en clima inestable, los conocimientos técnicos y la experiencia de los expertos en neumáticos Dunlop están en alta demanda. Para esta mezcla especial de requisitos, Dunlop investiga constantemente tecnologías y materiales que mejoran aún más los niveles de agarre y al mismo tiempo aseguran una mejor protección contra potenciales daño a los neumáticos.
Ya sean neumáticos lisos, intermedios o de lluvia: los expertos en neumáticos de la marca  británica pueden proporcionar una amplia gama de especificaciones para todos los circuitos y condiciones climáticas posibles. Con este fin, 16 camiones de servicio transportan más de 4.000 neumáticos de competición a Nürburgring. Más de 40 mecánicos de neumáticos, ingenieros y personal de apoyo estarán de servicio de jueves a domingo. En la "Dunlop-City" siempre hay actividad en las tres líneas de montaje, cuando los numerosos equipos requieren nuevos neumáticos de carrera.