Noticias:

miércoles, mayo 30, 2018

Primer podium de la temporada para Andy Soucek en Lime Rock.

El equipo K-PAX Racing llegaba a Lime Rock con muchas esperanzas, al tratarse de un circuito talismán tanto para ellos como para el vencedor del certamen en 2016 y ahora compañero de Soucek, Álvaro Parente.
Por fin y tras unas carreras en las que la fortuna no fue la mayor aliada de Soucek, el piloto madrileño y su compañero en las Américas, consiguieron una trabajada segunda posición en Lime Rock.
Tras demostrar un buen ritmo en los entrenamientos libres, la clasificación no hizo más que demostrar el potencial del Continental GT3 número 9. En una pista de 51 segundos, en dónde adelantar es prácticamente imposible, Parente hizo una vuelta estratosférica que les serviría para salir desde la pole position para la primera carrera del lunes.
Sorprendentemente, una decisión de última hora por parte de la organización, les relegó a la última posición en parrilla, desde dónde les tocaría remontar. Ambas carreras se disputaron el lunes día 28 debido al "memorial day"; un día festivo en el que los americanos recuerdan a los militares al servicio de su país.
En la primera manga, un primer relevo muy acertado de Parente les aupó hasta la cuarta posición, puesto que Soucek mantuvo para cruzar la línea de meta y sumar una cantidad de puntos importante de cara al campeonato.
El madrileño fue el encargado de tomar la salida en la segunda carrera y puso en aprietos a Bleekemolen para luchar por el pódium, pero el holandés se defendió con uñas y dientes y Soucek optó por imponer un ritmo fuerte y escaparse con los líderes para dejar el estoque final a Parente con neumáticos nuevos. La estrategia de K-PAX no pudo ser más acertada ya que pararon nada más abrirse la ventana para los pit stop, y así poder realizar el "undercut" a sus rivales más directos. Parente con neumáticos calientes tras dos vueltas y Pumpelly con fríos nada más salir de boxes, fue una pelea de titanes por el segundo puesto, que se resolvió a favor del portugués tras un interior muy arriesgado a final de recta.

Andy Soucek

"El fin de semana ha sido positivo, hemos conseguido remontar en la primera carrera desde el último puesto en parrilla hasta el cuarto en tan solo una hora y en la segunda hemos logrado el primer pódium de la temporada saliendo quintos. El segundo puesto sabe muy bien, teniendo en cuenta cómo pintaba el fin de semana tras la clasificación. Cuando tomé la salida supe medir los riesgos pero sabía que era importante entregarle el coche a Alvaro muy cerca de los líderes. La estrategia fue muy acertada y yo apuré mucho en mi entrada a boxes, para ganar cualquier décima antes de hacer la parada obligatoria. Quiero agradecer a K-PAX el gran trabajo que están llevando a cabo así como a mi compañero de equipo Alvaro Parente por haber conducido de forma impecable tanto en clasificación cómo en carrera. A estas alturas ya tocaba subir al cajón y espero que éste haya sido el cambio de suerte de cara a lo que resta de temporada. Ahora y a pesar del jet lag, toca pensar en los 1000km de Paul Ricard, carrera de las Blancpain Endurance Series que disputamos este próximo sábado 2 de Junio y que sin duda es una de nuestras citas favoritas de la temporada. En 2016 liderábamos con una ventaja de 45 segundos y tuvimos un percance en la última parada, pero pudimos resarcirnos con la victoria del año pasado".