Noticias:

jueves, junio 07, 2018

Espectacular remontada para Bentley en el Circuito Paul Ricard.

Tras luchar por la victoria hasta el último pitstop en 2016 y acabar en lo más alto del podio en 2017, el equipo Bentley Motorsport llegó al trazado francés de Paul Ricard con unas expectativas altas, esperando estar de nuevo cerca de la cabeza de carrera aún siendo la primera vez que su nuevo Continental GT3 rodaba aquí.
Todas las dudas se despejaron desde la primera sesión de entrenamientos libres, dado que el ritmo en pista en todo momento fue muy convincente. En la qualifying alcanzaron la  decimoquinta posición, un lugar que dejaba todas las opciones abiertas, máxime tratándose de una carrera de seis horas de duración donde es de esperar que ocurran todo tipo de incidencias.
Vince Abril tomó la salida con el coche Nº8 y estuvo excepcional, colocándose en el top  ten en los primeros compases. Sin embargo, en una decisión aún por explicar, dirección de carrera decidió abortar esa salida y relanzar la carrera una vez más. En esta segunda oportunidad, un rival forzó a Abril a la parte más sucia del trazado, lo cual perjudicó gravemente la adherencia de los neumáticos y el rendimiento del coche en las siguientes vueltas. Por ello, perdió 20 posiciones y una vez más tocaba cambiar el chip y remontar aún con más fuerza si cabía, si bien las esperanzas se mantenían intactas porque quedaban casi seis horas por delante. De ahí en adelante, Abril realizó un grandísimo doble stint, remontando hasta la 19ª posición y marcando la vuelta rápida absoluta en carrera, demostrando el enorme potencial del Bentley y que la remontada era posible si se producía algún safety car o se optaba por una estrategia algo diferente a los contrincantes más directos.
Soucek tomó el volante para las horas tercera y cuarta de la carrera, y gracias a su gran ritmo pronto se coló en un largo grupo de pilotos que luchaban por las posiciones de privilegio e incluso de podio. Fue una batalla espectacular que duró casi una hora y media, en la que hubo maniobras arriesgadas y espectaculares en un trazado que favorece los adelantamientos. Acabó su doble stint entregando el coche en sexta posición a su compañero Soulet, a quien le correspondería llevar el coche hasta la bandera a cuadros.
Soulet no tuvo un comienzo fácil de su stint, pero pronto logró reengancharse al grupo y rodar P5. Con tan solo una parada en boxes por realizar, hizo su aparición el safety car, reagrupando a todos los coches y aumentando aún más las opciones del Bentley Nº8 dado que aún tendrían la ventaja de que esa parada era la llamada comodín que les liberaba en esa parada de cumplir con el tiempo mínimo marcado por la organización. Ésta se haría en el mínimo de tiempo, no cambiando neumáticos, lo cual les reportaría una ventaja frente a sus contrincantes y aumentaba sus opciones ahora más que reales de podio. Con la posterior retiradas del Ferrari Nº72 y la pérdida de rendimiento del McLaren Nº58 incluso la victoria habría sido viable.
Sin embargo, en un golpe de mala fortuna y por causas aún por investigar, Soulet tuvo que retirar el coche a falta de cuarenta minutos para el final. No conseguir la recompensa merecida tras la gran lucha realizada por Bentley del coche Nº8 les supuso una gran decepción.
Andy Soucek reflexiona sobre el fin de semana:
"Ha sido un fin de semana agridulce para nosotros. El coche ha estado a la altura en todo momento, como demuestra el podio final de nuestros compañeros del coche N.º 7 a los que quiero felicitar. Tras las dificultades iniciales tras la segunda salida todo fue saliendo a pedir de boca, y nuestro ritmo de carrera era imponente. Me quedo con la gran remontada desde el puesto 35 hasta prácticamente el podio, y con que la vuelta rápida que marcó Abril en la primera hora de carrera no se superó después. Agradezco a Bentley y M-Sport su gran trabajo durante todo el fin de semana, destacar que la táctica que eligieron fue tan buena que estuvo a punto de llevarnos hasta el podio. La próxima carrera es la más importante del año, las 24 horas de Spa, y esperemos que la suerte nos acompañe para estar de nuevo entre los mejores en esa cita".
Antes, Soucek tendrá que viajar de nuevo a los EE.UU. para correr las SprintX Series en el circuito de Portland, los días 14 y 15 de julio.