Noticias:

lunes, junio 18, 2018

WEC · Histórica victoria de Toyota y Fernando Alonso en Le Mans.

En el vigésimo intento de triunfo en Le Mans, Toyota logró llevarse la victoria y lo hizo firmando un doblete al copar las dos primeras posiciones del podio. La pole position obtenida el jueves por Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, a los mandos del Toyota TS050 HYBRID Nº 8, fue el mejor presagio y una carrera perfecta por parte de los tres pilotos les permitió pasar a la historia al lograr la primera victoria del fabricante japonés en Le Mans.
Con su triunfo en la octogésima sexta edición de las 24 Horas de Le Mans, la marca con sede en Aichi se convierte en el segundo fabricante japonés en ganar en toda la historia de la mítica carrera, la prueba reina del automovilismo mundial, mientras que Fernando Alonso se acerca a su objetivo de lograr la Triple Corona gracias a Toyota, además de ser el primer campeón del mundo de F1 en vencer en el Circuito de La Sarthe desde que lo hiciese Graham Hill en 1972.
El piloto asturiano y sus compañeros en el Toyota TS050 HYBRID Nº 8, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, realizaron una carrera prácticamente perfecta, sin errores relevantes y a penas penalizaciones, bien coordinados y con ritmos muy similares, con la fiabilidad y la regularidad siempre como referencias en cada uno de sus relevos.
Los dos prototipos TS050 HYBRID se mantuvieron en cabeza desde el inicio de las 24 horas, intercambiado su posición en diferentes momentos. Vuelta a vuelta y relevo a relevo se fueron distanciando de sus rivales y dejando claro que, si algún incidente o problema mecánico no lo impedía, la victoria sería para Toyota, quedando únicamente por dilucidar cuál de los dos se llevaría el triunfo.
El momento clave de las 24 Horas de Le Mans fue el relevo nocturno del bicampeón del mundo de Fórmula 1, ya que Alonso dejó su sello característico sobre el asfalto del Circuito de La Sarthe, con una remontada en la que logró reducir la ventaja del TS050 HYBRID Nº 7 comandado en esos instantes por 'Pechito' López, de más de 2min 20 seg a sólo 40 seg. En los siguientes relevos, los compañeros de Alonso, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi, siguieron la senda abierta por el piloto ovetense y al amanecer se consumó la remontada del LMP1 tripulado por el trio finalmente vencedor.
Con un ritmo inalcanzable para el resto de sus rivales todo hacía indicar, que, como sucedió en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, el triunfo en Le Mans se decidiría en los últimos relevos. Sin embargo, a poco más de hora y media para la conclusión de las 24 Horas, Kobayashi no entró a repostar en la vuelta que le correspondía, por lo que tuvo que activar el modo ahorro de combustible de su prototipo, ralentizando su ritmo y permitiendo al otro coche, que en esos momentos era gestionado por Kazuki Nakajima, ampliar claramente su ventaja.
Tras repostar finalmente en la siguiente vuelta, Kobayashi y su TS050 HYBRID Nº 7 perdieron una vuelta frente a Nakajima y su prototipo hermano con dorsal número ocho. A partir de ese momento el triunfo de Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi era ya solo cuestión de tiempo.
El monoplaza del trio vencedor cruzó la bandera a cuadros tras completar 388 vueltas, a una velocidad media de 248,2 Km/h y con un total de 37 paradas en boxes, con su vuelta rápida fijada en 3 minutos, 17 segundos y 658 milésimas. Tras ellos entró la segunda unidad de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López, que realizó 386 vueltas a una velocidad media de 247,8 Km/h y 38 paradas en boxes, con una vuelta rápida de 3 minutos 17 segundos y 980 milésimas. El dominio de Toyota quedó ratificado por la distancia a la que terminó la prueba el tercer clasificado (12 vueltas por detrás del primero de los prototipos de Toyota y a 10 giros del segundo).
Tras imponerse en Le Mans, el equipo Toyota GAZOO Racing lidera claramente el Campeonato del Mundo FIA de Resistencia (WEC) tanto en la clasificación de constructores como en la de pilotos. La próxima cita del WEC serán las 6 Horas de Silverstone el próximo 17 de agosto.
Fernando Alonso: "Estoy en una nube. Es difícil de explicar lo que se siente, es un sueño hecho realidad. Tengo mucho que agradecer a mucha gente. Este objetivo se logra con trabajo y dedicación. Lo más complicado casi que ha sido ver la última hora de carrera por la televisión. No estoy acostumbrado, siempre estoy en el coche cuando se deciden las carreras. Pero ha sido muy emocionante y estoy muy contento".