Noticias:

domingo, junio 17, 2018

WEC · Le Mans · Alonso cabalga con paso firme hacia la triple corona.

El equipo Toyota Gazoo Racing ha sido capaz, por fin, de acabar con su mala racha en las 24 Horas de Le Mans y se ha proclamado este domingo ganador octogésimo sexta edición de la carrera de resistencia más famosa del mundo. El Toyota TS050 Hybrid pilotado por el español Fernando Alonso, el suizo Sébastien Buemi y el japonés Kazuki Nakajima, ha sido los artífices de encumbrar este año al fabricante nipón hasta la gloria.
Además de ganar con el coche Nº8, Toyota también ha sumado un doblete en la categoría reina del Campeonato del Mundo de Resistencia, después de cruzar la línea de meta con su otro LMP1 en segunda posición. Este coche, con dorsal número siete y pilotado por el británico Mike Conway, el japonés Kamui Kobayashi y el argentino José María 'Pechito' López, ha terminado a dos vueltas del ganador.
No obstante minutos antes de que viera la bandera a cuadros el coche perdió potencia, reviviéndose en el box de Toyota los momentos de pánico de 2016, cuando a falta de una vuelta perdió la victoria. Finalmente el error se debió a un calculo erróneo del combustible, que obligo a Kamui Kobayashi a regresar hasta el box propulsado por el sistema eléctrico.
Por detrás de los TS050 Hybrid terminaron los dos prototipos del equipo Rebellion, ambos a once y doce vueltas respectivamente. El Rebellion número 3, con el suizo Mathias Beche, el francés Thomas Laurent y el estadounidense Gustavo Menezes, ha acabado tercero. Por su parte el la tripulación del otro coche, integrada por el suizo Neel Jani, el alemán André Lotterer y el brasileño Bruno Senna, ha sido cuarto.
En la clase LMP2 la victoria ha sido para el coche #26, de los franceses Andrea Pizzitola y Jean-Éric Vergne y el ruso Roman Rusinov, con dos vueltas de ventaja respecto a su inmediato perseguido, el coche #36, del equipo Signatech Alpine.
Mientras tanto en la categoría GTE Pro, donde competían dos españoles, el Chevrolet Corvette #63 del madrileño Antonio García ha concluido quinto en su grupo, mientras que el Ferrari 488 GTE EVO #71, del catalán Miguel Molina, ha acabado décimo en la que ha sido su segunda participación en Le Mans.