Noticias:

jueves, julio 12, 2018

Dani Juncadella espera volver a subi al podio en Zandvoort.

El Deutsche Tourenwagen Masters, más conocido como DTM, llega este fin de semana a su ecuador con la celebración del quinto evento de la temporada en el circuito holandés de Zandvoort (13-15/7).
Zandvoort, uno de los circuitos mas veteranos de Europa, fue inaugurado el 7 de agosto de 1848. A finales de 1980 el trazado fue remodelado de forma radical; en 1999 se recuperaron secciones del trazado original, aumentando su extensión de 4.200 metros a 4.307 metros.
Es un trazado de curvas largas de apoyo, con la famosa "Tarzán" a final de recta, la chicane en bajada y la gran redonda de entrada a meta. Un circuito selectivo, donde la arena de las playas cercanas le convierte es un quebradero de cabeza por su influencia tanto en la regulación de los motores como en el trabajo de los neumáticos.
Tras el podio cosechado en Norisring, Dani Juncadella llega pletórico de confianza y de moral a uno de sus circuitos preferidos. En este circuito Juncadella conquisto el Masters de Fórmula 3 en 2012 y dejó casi sentenciado su título de campeón de las Fórmula 3 Euro Series.
Daniel Juncadella #23 (Mercedes-AMG Motorsport REMUS): "Zandvoort es uno de mis circuito favoritos; me gusta porque es un trazado muy de piloto, muy técnico y siempre hay que buscar el límite pero sin pasarte ya que no hay escapatorias de asfalto; es de la vieja escuela, y eso me gusta; y en 2016 hice la vuelta rápida en carrera y eso me motiva más si cabe. En el DTM aún no he podido redondear un buen fin de semana, aunque aquí en Zandvoort, siempre he sido muy competitivo y espero lograrlo este fin de semana. Llego con mucha ilusión, y más de donde venimos, el podio en Norisring. Ahora toca luchar por mejorar e intentar ganar la primera carrera."