Noticias:

lunes, octubre 15, 2018

Entrevista a Mikel Azcona días antes de correr en Montmeló.

En solo unos días Mikel Azcona va a luchar por el campeonato TCR Europa en el Circuito de Montmeló al volante de un CUPRA TCR. Mikel ha debutado por todo lo alto en este competitivo certamen, en el que ha mostrado ser el piloto más regular. El duro trabajo ha dado sus frutos y el piloto español llega como líder a la última cita del TCR Europa con 19 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado. 
¿Cómo afrontas la gran final del campeonato?
Llego más tranquilo que al resto de carreras de la temporada. El colchón de 19 puntos de ventaja nos hace estar bastante cómodos, pero aún así no podemos relajarnos. Ya vimos en la última carrera que (Jean Karl) Vernay nos recortó muchos puntos consiguiendo las dos victorias en juego y sabemos que también va a ser competitivo en Montmeló. Tendremos la calculadora en la mano en todo momento y siempre estaremos pensando en conseguir el título. Barcelona es el circuito de casa y lo conozco bien, en ese aspecto voy tranquilo. 

¿Qué balance haces de la temporada hasta ahora? Has conseguido cinco podios, una victoria…
El balance ha sido mucho mejor de lo esperado. Antes de empezar sabíamos que era un campeonato muy difícil. Llegábamos con la ayuda de CUPRA, pero también había otros pilotos involucrados con apoyo de marca. Queríamos luchar por estar entre los ocho primeros regularmente… ¡y somos líderes a falta de una carrera! Hemos superado las expectativas con nota. Estoy muy contento con la evolución que hemos hecho. Hemos sido muy regulares, conseguido muchísimos puntos y subido al podio en todos los meetings, menos en Hungría. Y eso que cuatro de los siete circuitos eran nuevos para mí.  

Este ha sido tu primer año en un campeonato con reglamento TCR, ¿qué te parece?
Es diferente a todo en lo que había competido. Hasta ahora había estado en copas monomarca, donde todos los coches eran iguales. Además, el ‘Balance of Performance’ (equilibrio de rendimiento mediante un sistema de lastres) hace que todo sea diferente. Puede que un fin de semana vayas bien y te lastren al siguiente. Lo veo lógico para igualar la competición, pero también hay circuitos en los que vas muy bien y tienes que aguantar para evitar el BoP. En este campeonato lo que marca la diferencia es la regularidad. No vale de nada hacer dos primeros puestos en una carrera y al siguiente fin de semana pinchar, romper una suspensión al adelantar o sufrir un toque... Es mejor un cuarto o un quinto y no intentar arriesgar para ganar y quedarte fuera.
Llevas muchos años en el entorno de SEAT y CUPRA… ¿Qué ha supuesto en tu carrera?
Este es mi tercer año con ellos y estoy muy contento. Y me siento orgulloso de poder estar luchando por el campeonato del TCR Europa con una marca española y un coche español.
¿Qué opinas del CUPRA TCR?
Siempre tuve muy buenas sensaciones desde que empecé a correr con el SEAT León: es muy fácil ir rápido con él. Lo que más destacaría es su agilidad en curva y, sobre todo, en frenada. El conjunto es muy bueno. Es un coche ganador y hay que hacerlo ganador. Nos ha llevado mucho trabajo ponerlo a punto en los distintos circuitos, pero el equipo ha trabajado duro. 

¿Cómo es la vida de Mikel Azcona fuera de las carreras?
Fuera de pista tengo un taller mecánico en mi pueblo, donde trabajo de lunes a sábado. Me gustan los coches y la automoción en general, y desde pequeño he estado vinculado a este mundo junto a mi padre. Estudié algo relacionado con automoción y decidí montar un taller mecánico para ganarme la vida. Compagino el taller con mi preparación para las carreras. De hecho, cuando cierro por la noche me voy al gimnasio. Me gustaría dedicarme al cien por cien a pilotar. 

Aunque comenzaste a correr en karting, después diste el salto a las carreras de turismos, ¿qué fue lo que más te atrajo de ellos frente a los monoplazas?
Empecé a correr en karting a los seis años y hasta los quince estuvimos subiendo peldaños. Incluso hicimos un mundial. Cuando cumplí los quince años mi padre y yo nos sentamos para preparar la siguiente temporada. Algunos de mis compañeros dieron el salto a los monoplazas, pero yo me decidí por los turismos, porque de cara a un futuro profesional era más viable y, sobre todo, más accesible. Los monoplazas eran inviable económicamente. Estoy muy contento con mi progresión y creo que aún queda mucho.  

¿Qué te gustaría hacer el próximo año y cuál es tu gran objetivo para el futuro?
Me gustaría competir en la Copa Mundial de Turismos (WTCR). Llevo cuatro años compitiendo en campeonatos europeos y todos los años he sido campeón o subcampeón. Me gustaría dar el salto a un campeonato mundial. Sé que es un reto complicado, muy difícil, pero creo que estaríamos al nivel de los mejores.