Noticias:

jueves, noviembre 29, 2018

El Audi e-tron GT Concept será una realidad en 2020.

La marca de los cuatro aros presentó ayer una de las estrellas que se verán estos días por el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018, en la capital del cine. El Audi e-tron GT, un coupé de cuatro puertas, hace su debut como prototipo. La versión de producción en serie llegará al mercado aproximadamente dentro de dos años.
Está a punto de presentarse la antesala del tercer modelo eléctrico de Audi, que sigue los pasos de las versiones SUV Audi e-tron y Audi e-tron Sportback, previstos para 2019. Esta vez, con una arquitectura de suelo plano que posibilita proporciones fascinantes y un bajo centro de gravedad. Sus 434 kW (590 CV) aseguran prestaciones propias de un coche deportivo. El par motor se transfiere a las ruedas a través de la tracción integral permanente quattro con torque vectoring, como no podía ser menos en un modelo de Audi tan dinámico. La filial Audi Sport GmbH se encargará de transformar el concept-car en un modelo de producción en serie.
Bajo, ancho y con una gran distancia entre ejes. Así son las proporciones de un clásico Gran Turismo. Y el Audi e-tron GT Concept las refleja con una longitud de 4,96 metros, una anchura de 1,96 metros y una altura de 1,38 metros. La ligera carrocería del coupé de cuatro puertas se fabrica según el principio de construcción multi material. Se reúnen aquí una sección de techo confeccionada en carbono con numerosos componentes de aluminio y elementos complementarios de acero de alta resistencia. La tecnología para este automóvil se desarrolló en íntima colaboración con Porsche. El diseño y carácter muestran el inconfundible ADN Audi.
Con cuatro puertas, cinco imponentes asientos y una distancia entre ejes de 2,90 metros, ofrece en su interior una gran dosis de versatilidad para uso diario, combinada con una sensación de soberbia calidad. El salpicadero está visiblemente enfocado al asiento del conductor. La consola central, la gran pantalla táctil superior y la línea desde la puerta y el cockpit enmarcan el espacio de actividad del conductor, integrándolo a la perfección de forma ergonómica con los mandos y el infotainment del Audi e-tron GT. La consola central y la instrumentación parecen flotar. La iluminación coloreada en la sección superior del cockpit y la graduación progresivamente más oscura hacia la zona del suelo crean la impresión de una clara anchura. Los asientos deportivos inspirados en la competición en ambas filas de asientos, procuran una óptima sujeción lateral incluso cuando se conduce de forma deportiva. 
El potencial del sistema de propulsión eléctrica se pone de manifiesto con su impresionante rendimiento, alcanzando los 434 kWs (590 CV). Motores eléctricos independientes van montados en los ejes delantero y trasero. En ambos casos se trata de motores síncronos de excitación permanente. Aplican el par motor a través de cuatro ruedas motrices; el nuevo Audi e-tron GT concept es también un genuino quattro. Un quattro eléctrico, para ser precisos, dado que no hay enlace mecánico entre los ejes delantero y trasero. El sistema de control electrónico coordina la tracción en cada eje, así como la de las ruedas del lado derecho y el izquierdo. Esto implica una tracción óptima y sólo el deseado grado de deslizamiento.
En el futuro, el vehículo debería poder acelerar de 0 a 100 Km/h en unos 3,5 segundos, antes de continuar hasta los 200 Km/h en poco más de 12 segundos. La velocidad máxima está limitada a 240 Km/h para maximizar la autonomía. Un aspecto que no todos los rivales pueden igualar es la opción de utilizar plenamente el potencial de aceleración del sistema varias veces de forma sucesiva. Mientras que en otros casos la propulsión cambia automáticamente por razones térmicas, el Audi e-tron GT concept suministra al conductor el pleno potencial de ambos motores y de la batería, gracias a su refinada estrategia de refrigeración. La autonomía del concept car será de más de 400 kilómetros, determinada según la nueva norma WLTP.