Noticias:

lunes, noviembre 12, 2018

Hyundai Motorsport peleará por su primer título en el Rallye de Australia.

Hyundai Motorsport intentará lograr su primer título en el Campeonato del Mundo de Rallyes  de la FIA (WRC) este fin de semana, cuando la temporada 2018 concluya en las antípodas, en el Rally de Australia.
En la final de una de las temporadas del WRC más competitivas durante muchos años se vivirá una lucha a tres bandas en los campeonatos de pilotos y constructores entre Hyundai, Toyota, M-Sport Ford y sus respectivos pilotos, Thierry Neuville, Ott Tanak y Sébastien Ogier.
Tras un emocionante duelo en el Rally de España, Ogier ahora aventaja a Neuville en la tabla de pilotos por tres puntos, mientras que tras acabar dos Hyundai entre los cinco primeros en España la diferencia con Toyota en la batalla de constructores se quedó reducida a doce puntos. 
En Australia, habrá un máximo de 30 puntos disponibles para los pilotos (25 paara la victoria y cinco puntos adicionales de Power Stage), y 43 para los constructores (los dos mejores resultados).
Hyundai Motorsport contará con tres i20 Coupe WRC en la última ronda de la temporada, un evento que el equipo ganó hace doce meses. Junto al equipo ganador del año pasado, Neuville y su copiloto Nicolas Gilsoul, estarán los noruegos Andreas Mikkelsen / Anders Jæger y el dúo reincorporado de Hayden Paddon / Seb Marshall, que se adjudicaron el tercer puesto en Australia el año pasado.

El rallye de un vistazo

Las polvorientas pistas de tierra y bosque del Rally de Australia ofrecerán un campo de batalla muy complicado para todos los equipos participantes, con una ruta muy revisada que cuenta con 16 tramos de nuevo cuño. Un total de 24 pruebas cronometradas cubrirán una distancia de 318.64 km y ofrecerá pocas oportunidades de descanso durante los tres días de competición.
Las especiales completamente nuevas se ubican en caminos no utilizados anteriormente, así como secciones de ediciones anteriores, como la monstruosa prueba de Nambucca. El espectáculo también se ha incrementado con dos saltos y un paso de agua en la especial de Destination New South Gales el viernes y sábado por la noche, así como un salto más largo y más alto en el escenario favorito de los aficionados, Wedding Bells Power Stage.
Sobre la última prueba del año el director del equipo, Michel Nandan, comentó: "¡Qué final de temporada! Después de 12 rondas de acción en tierra y asfalto, disputadas en una variedad de condiciones y países alrededor del mundo, nos dirigimos a Australia con los dos títulos abiertos. Por un lado, sabemos que hemos dejado de liderar los campeonatos en los últimos rallies, pero al mismo tiempo seguimos tan decididos como siempre a asegurar un título del WRC para Hyundai. Estará lejos de ser fácil. Los cuatro constructores estarán compitiendo por la victoria, con el objetivo de terminar la temporada al más alto nivel, por lo que parece que será un feroz duelo, posiblemente la forma ideal de terminar lo que ha sido una temporada realmente fascinante. ¡Que gane el mejor equipo y tripulación!"
Para Mikkelsen, que tuvo un excelente ritmo el año pasado, "Australia siempre ha sido un buen rally para nosotros. Ganamos allí en 2016 y lideramos después del primer día en 2017 con Hyundai. Desafortunadamente, tuvimos que retirarnos el segundo día, pero generalmente somos muy rápidos. Espero otra carrera competitiva esta vez. No hemos tenido la temporada que esperábamos, así que quiero terminar el año con un buen resultado. Todos los ojos estarán puestos en la pelea por el título y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para apoyar al equipo y a Thierry".
En ese sentido Neuville aseguró que "los recientes rallyes no han ido bien y ahora nos encontramos involucrados en una pelea por el campeonato increíble e intensa. Todos los constructores y equipos han tenido altibajos esta temporada, pero tenemos que olvidar todo esto y concentrarnos para un fin de semana perfecto en Australia. El beneficio de caer al segundo lugar en el campeonato de pilotos es que no abriremos la carretera en la tierra polvorienta. Ofrece solo una pequeña ventaja, pero todo cuenta ahora. Ganamos desde esa posición hace doce meses e intentaremos logar el mismo resultado el próximo fin de semana. Esa será la mejor manera de lograr el título".
Por su parte Paddon dijo que: "Estoy deseando volver al volante del Hyundai i20 Coupe WRC en el Rally de Australia, uno de los eventos que más esperamos. Como siempre, tendremos un apoyo fantástico de los aficionados Kiwi que vendrán, lo que nos da mucho ánimo. Terminamos terceros el año pasado y terminamos la temporada con un podio. Espero que podamos repetir ese tipo de resultado en esta ocasión. Hemos ido aumentando nuestro nivel de rendimiento a medida que avanzaba la temporada, así que espero que Australia sea el rally en el que podamos culminar el año. Quiero terminar la temporada por todo lo alto".