Noticias:

jueves, diciembre 20, 2018

Audi Sport participará en el Grand Prix Ice Race.

La competición automovilística alcanza otro nivel con coches tan distintos dentro del programa deportivo de Audi participando juntos en una carrera sobre la nieve y el hielo. Esto cambiará los días 19 y 20 de enero de 2019 con la participación de la marca de los cuatro aros en el Grand Prix Ice Race que tendrá lugar en Zell am See, Austria.
Daniel Abt realizará drifting en un circuito helado a los mandos del Audi e-tron FE04 eléctrico. Por su parte, el campeón del DTM, René Rast, domará su Audi RS 5 DTM por primera vez fuera del asfalto, en una superficie tan resbaladiza como el hielo.
Desde 1937 hasta 1973, las carreras sobre hielo en Zell am See fueron una atracción para los aficionados y un lugar de encuentro para la élite internacional del automovilismo. El equipo organizador, liderado por Ferdinand Porsche y Vinzenz Greger, está recuperando esta tradición después de 45 años. Audi Tradition utilizará esta oportunidad para mostrar la historia y el futuro del programa de competición automovilística de la marca y lo harán presentando, entre otros, un Auto Union Type C que forma parte de la colección histórica. En 1938, Hans Stuck ganó, no muy lejos de Zell am See, la subida a Großglockner en un Type C. El coche de rallyes más espectacular de todos los tiempos, el Audi Sport quattro S1, también dará unas vueltas en el Grand Prix Ice Race.
Cuando René Rast arranque su Audi RS 5 DTM en Zell am See será toda una experiencia para todos los espectadores que arrebataran las gradas. El Campeón del Deutsche Tourenwagen Masters en 2017 se muestra ansioso por ver cómo los neumáticos de clavos se adaptan a los más de 500 CV de potencia de su coche de carreras. 
"En el karting participé una vez en una carrera sobre hielo contra Nico Rosberg utilizando neumáticos con clavos. Y también he estado en Suecia con el programa de conducción Audi driving experience", comenta Rast. "Obviamente, el hielo es el desafío absoluto para cualquier piloto. A pesar de que todo parece suceder a cámara lenta, tenemos que estar completamente concentrados. Por un lado, es divertido. Pero por otro, como siempre, queremos sentir el límite. Estoy muy entusiasmado".
Daniel Abt podrá sentir el hielo más de cerca en su monoplaza. El piloto de la región bávara de Allgäu, que en 2018 ganó la carrera de la Fórmula E disputada en Berlín, conducirá el Audi e-tron FE04 que se adjudicó el campeonato. El monoplaza eléctrico también se agarrará al hielo con neumáticos de clavos.
"Sobre hielo en un monoplaza ¡qué combinación!", declara el piloto de la marca teutona de 26 años. "Una vez conduje en una carrera de karts sobre hielo y en otra ocasión fui sentado a la derecha de Mattias Ekström en su Audi de rallycross en la nieve. Pero yo nunca he pilotado un coche de carreras en el hielo. Estoy seguro de que será muy divertido. Espero no necesitar un rascador de hielo para el visor de mi casco…"