Noticias:

lunes, enero 21, 2019

Los C3 WRC listos para afrontar el primer desafío de la temporada.

La tradicional prueba que abre la temporada World Rallye Championship, el Rallye de Montecarlo, es también uno de los desafíos más difíciles a los que se enfrentan los pilotos y los equipos, con unas condiciones climatológicas invernales impredecibles.
Con Sébastien Ogier–Julien Ingrassia y Esapekka Lappi-Janni Ferm en los dos C3 WRC del equipo, el Citroën Total World Rally Team contará con los seis veces campeones del mundo y con el joven equipo más prometedor que hay en la actualidad para hacer brillas los colores del equipo.
El equipo técnico de Citroën Racing ha hecho todo lo posible para que sus nuevos equipos de piloto y copiloto pudieran acumular el mayor número de kilómetros y comenzar la temporada con confianza. Ambos equipos realizaron tres días y medio de pruebas específicas con el C3 WRC, haciendo más de doscientos kilómetros por jornada, para así rodar con el mayor número de reglajes posibles. Las pruebas previas al rally se realizaron sobre un asfalto resbaladizo, seco y húmedo, con nieve y hielo, es decir, con todas las dificultades que se pueden encontrar en el Montecarlo en una sola especial. Todos estos esfuerzos han confirmado la disposición de Citroën para mejorar esta temporada y superar pronto el hito de cien victorias en WRC.
En Sébastien Ogier, seis veces campeón del mundo de rallyes y vencedor del Rally de Montecarlo los últimos cinco años, se encuentran depositadas las esperanzas de éxito del equipo. Originario de la región de los altos Alpes, nuestro héroe local, no tiene que demostrar su capacidad de adaptación, ya que es un maestro a la hora de leer las carreteras locales y las innumerables variaciones de agarre que presentan.
Con tres participaciones en esta prueba, Esapekka Lappi no cuenta con la misma experiencia que su compañero de equipo. Basado en su impresionante actuación durante 2018, temporada en la que consiguió tres podios, el finlandés de 28 años está decidido a seguir mejorando en la que será su segunda temporada completa en WRC.
Pierre Budar, Team Principal de Citroën Racing: "Aunque Sébastien y Julien conocían a algunos miembros del equipo, a Esapekka y Janne no les ha ocurrido lo mismo, y todavía están en proceso de adaptación. Hemos aprovechado la pretemporada para preparar 2019 y aprender unos de los otros y permitir a los pilotos y copilotos adaptarse lo antes posible al vehículo. En el Montecarlo es absolutamente esencial sentirse con confianza al volante. Puesto que Sébastien y Julien han ganado cinco veces este rally, obviamente hay que tenerlos muy en cuenta. Esapekka y Janne tienen menos experiencia en estas especiales y tendrán que ir poco a poco adaptándose a ellas".
Olivier Maroselli, Director Técnico de Citroën Racing: "El C3 WRC ha cambiado considerablemente desde el Rallye de Montecarlo de 2018 en lo que respecta a los amortiguadores y el diseño de la suspensión, y ahora conocemos bien los principales reglajes con los que trabajar. Trabajamos para conseguir un automóvil que fuera más fácil de pilotar y que, por lo tanto, sea capaz de adaptarse a los diversos niveles de agarre que se puede encontrar en esta prueba". 
Sébastien Ogier: "Durante los tres días y medio de pruebas me encontré una gran variedad de condiciones, algo muy positivo que además nos permitió trabajar lo mejor posible. La sensación fue buena, pero siempre es difícil valorar el nivel de rendimiento en la primera carrera con una nueva montura. Voy a hacer lo que siempre he hecho y confiar en mi feeling. Esto es especialmente cierto en esta prueba, porque el Montecarlo es un rally en el que es más probable ganar si se conduce de forma inteligente, en lugar de ir al límite, dado el gran número de trampas en las que te puedes ver atrapado. De todas formas, siempre lo he hecho bien aquí y espero que mi experiencia me vuelva a ayudar".
Esapekka Lappi: "Estoy satisfecho de cómo han ido los test, ya que pudimos probar todo, además de rodar con un asfalto completamente seco. Con el equipo, encontramos unos reglajes que se adaptan a mi estilo de conducción y me sentí cómodo. El Rallye de Montecarlo sigue siendo un gran desafío. Es una prueba que debes afrontar con mucho respeto, especialmente porque nunca es el mismo rally de un año para otro, debido a la forma en que las condiciones cambian constantemente. Espero haber acumulado suficiente experiencia en el pasado para poder luchar cerca de los de arriba. Terminar entre los cinco primeros sería un buen comienzo de la temporada para mí".

No hay comentarios:

Publicar un comentario