Noticias:

lunes, enero 21, 2019

Los pilotos de Audi Sport hacen de las suyas en el GP Ice Race.

El GP Ice Race, que ha tenido lugar este fin de semana pasado en Zell am See, Austria, nos ha dejado escenas espectaculares protagonizadas por Daniel Abt y René Rast pilotando sobre la nieve y el hielo el Audi e-tron FE04 y el Audi RS 5 DTM, respectivamente. 
Audi Sport también contó en esta prueba con la leyenda de los rallyes Walter Röhrl y con la estrella del esquí en la disciplina de estilo libre, Benedikt Mayr.
Las imágenes de este espectacular evento están dando la vuelta al mundo y suponen el resurgir de la carrera que se disputa sobre hielo en Zell am See. El trío de vehículos de competición de la marca alemana causó la máxima expectación entre la gran multitud de espectadores.
Daniel Abt pilotó el Audi e-tron FE04 con el que el equipo Audi Sport ABT Schaeffler se adjudicó el título en la temporada 2017/2018 de la Fórmula E, mientras que René Rast se puso al volante de su Audi RS 5 DTM.
La espectacular puesta en escena sobre la nieve tuvo un invitado de excepción en esta ocasión con la visita del Campeón del Mundo de Rallyes, Walter Röhrl, a los mandos del una unidad del legendario Audi Sport quattro. 
"Ha sido un fin de semana muy agradable, con un ambiente extraordinario y un público fantástico", declaró Daniel Abt. "Es la primera vez que he conducido un Fórmula E sobre el hielo. La sensación ha sido genial, increíblemente divertido. Y también he podido ver la cara de los espectadores cuando te preparas para afrontar las curvas y las afrontas deslizando. Espero tener la oportunidad de participar de nuevo en este evento el próximo año". 
Abt probó con éxito sus habilidades en el tradicional skijoring, en el que un esquiador se desplaza remolcado por un vehículo. Este fin de semana, el esquiador Benedikt Mayr se ha convertido en el primer humano en practicar esta disciplina sobre nieve hielo utilizando como coche remolcador un Fórmula E. "Ha sido genial, ahora estoy deseando ver en directo una carrera de estos monoplazas eléctricos", concluyó el esquiador alemán.
Por su parte René Rast se encontró con unas condiciones todavía más difíciles, considerando que el Audi e-tron FE04 se equipó con neumáticos con clavos largos como los utilizados en los rallyes, mientras que debido a sus ruedas más estrechas, los neumáticos del coche del DTM utilizaron clavos más cortos. 
"Con estos neumáticos y con 500 CV de potencia en el eje trasero, tuvimos ligeros problemas de tracción", explicaba René Rast con una sonrisa. "Aun así, conducir el coche del DTM sobre nieve y hielo ha sido una experiencia de lo más interesante y divertida".

No hay comentarios:

Publicar un comentario