Noticias:

lunes, enero 28, 2019

Miguel Molina se corona subcampeón de las 24 Horas de Daytona.

El Ferrari 488 GTE de Risi Competizione terminó segundo la quincuagésimo séptima edición de las 24 Horas de Daytona en la clase GTLM. El bólido rojo de la escudería italiana se proclamo subcampeón a poco más de un segundo (1.149) del BMW Nº25 del Team RLL, que fue el vencedor de la carrera.
La prueba tuvo que ser suspendida dos horas antes del final por la lluvia torrencial que caía sobre el trazado justo cuando Ferrari luchaba por la victoria después de liderar algunas vuelta.
El fabricante italiano realizo un trabajo soberbio desde el principio hasta el final en la clase GTLM. El coche Nº 62 de Risi Competizione supo mantenerse al margen de los problemas que sufrieron el resto de rivales en las primeras fases de la carrera, mientras que Chevrolet, Ford y BMW tuvieron algunos contratiempos, David Rigon y James Calado estuvieron siempre peleando por las primeras posiciones.
Al caer la noche, todos los pilotos, incluidos Alessandro Pier Guidi y el piloto español Miguel Molina, habían hecho al menos un relevo, algunos de ellos dos y otros como Molina, incluso un tres. 
Alrededor de las cuatro de la mañana la lluvia comenzó a caer y James Calado actuó como un verdadero campeón del mundo. El piloto británico fue mucho más rápido que sus rivales directos, manteniéndose cómodamente todo el tiempo en primer lugar.
Poco después le tocó el turno a Pier Guidi, pero la carrera a los pocos minutos tuvo que ser paralizada por una bandera roja a causa de la gran cantidad agua que colapso la pista. Después de un descanso de más de dos horas, la batalla se reanudo con Ferrari en el grupo que lideraba la carrera, preparado para aprovechar cualquier oportunidad. Una de esas oportunidades llegó cuando el Porsche Nº 912 y el Ford Nº 66, que ocupaban las dos primeras posiciones sufrieron un accidente.
 Dos horas antes de la finalizar la prueba, el 488 GTE se situó nuevamente en tercera posición después de una brillante parada en boxes, pero Calado, que se encargaba en esos instantes de propulsarlo sobre la pista norteamericana, lo llevó hasta el segundo lugar, justo por detrás del BMW Nº 25 de Augusto Farfus.
Poco después apareció la segunda y última bandera roja, que daba por terminada la carrera. Esta fue la primera vez en la historia que se han visto dos banderas rojas en las 24 Horas de Daytona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario