Noticias:

miércoles, enero 16, 2019

Óscar Fuertes conquista una etapa "increíble" de niebla, polvo y dunas.

Óscar Fuertes llegó a Pisco tras completar el martes la octava y antepenúltima etapa del Dakar 2019, un recorrido de 575 kilómetros desde San Juan de Marcona que ha incluido una especial durísima de 360 kilómetros, dividida en dos partes.
El piloto de SsangYong Motorsport y su copiloto Diego Vallejo se han clasificado en la 36ª posición del día tras 6 horas y 21 minutos de pilotaje y navegación. En la general figuran en 34º lugar (han ganado tres puestos respecto a su clasificación del lunes) con 55 horas acumuladas de competición, mientras que en la categoría T1.3 (todoterreno modificados gasolina de dos ruedas motrices) mantienen el cuarto puesto.
El grueso de la especial volvía a estar formado por dunas, complementado por pistas de arena y otras bastante rotas con fesh-fesh. Pero el terreno no ha sido la única dificultad de la jornada, ya que el día se ha levantado con una niebla que ha complicado muchísimo el trabajo dentro de la cabina del SsangYong Rexton DKR. 
"La combinación de niebla y polvo ha sido terrible para la visibilidad; no se veía más allá de dos metros", explica Óscar Fuertes, que ha optado por correr sin parabrisas durante esta segunda semana, con unos derivabrisas en su lugar y los efectivos cascos Pyrotect para Diego Vallejo y él mismo.
Así pues, el excampeón de España de Rallys de Tierra y su copiloto gallego han tenido que hilar muy fino en el pilotaje y la navegación en la primera parte de la especial para salir bien librados del envite al volante del Rexton DKR. A continuación, el dúo de SsangYong Motorsport ha debido hacer frente a una segunda mitad de la especial dibujada en un auténtico mar de dunas.
"Los últimos 200 kilómetros han sido todo de dunas hasta el final. Dunas y más dunas, algo increíble. Y, además, complicadas y con pasos estrechos. La organización decía que iba a ser la etapa más dura con diferencia y la verdad es que ha sido así. Pero el SsangYong se ha portado fenomenal, porque era muy duro y nos ha traído hasta aquí", relata Óscar Fuertes.
Hoy miércoles se disputa la novena etapa del Dakar 2019, un bucle de 409 kilómetros alrededor de Pisco, con una especial de 313. Será el penúltimo escollo para el equipo antes de poner rumbo a la ansiada meta de Lima, que aguarda a los supervivientes el 17 de enero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario