Noticias:

viernes, enero 18, 2019

Triunfo histórico de Toyota Gazoo Racing en el Rally Dakar.

Toyota ha sido siempre un referente en el mundo de la competición y en los últimos tiempos lo está reafirmando gracias a históricos triunfos en las más duras y complicadas carreras que se dispután en el mundo.
Tras lograr la victoria en las 24 Horas de Le Mans, de la mano de Fernando Alonso y sus compañeros en el Toyota TS050 HYBRID, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, y alzarse con el Campeonato del Mundo de Rallyes, en la categoría de constructores, la marca nipona suma otro triunfo histórico al ganar su primer Rally Dakar.
Nasser Al Attiyah y Mathieu Baumel, con su Toyota Hilux V8 de Toyota Gazoo Racing South Africa, vencieron en el rally más duro del mundo tras dominar la prueba de principio a fin. El triunfo de la pareja Al Attiyah / Baumel no es sólo la primera victoria para el fabricante japonés en el Dakar sino que además es la primera vez que un coche con motor de gasolina gana esta carrera desde que la mítica prueba se disputa en Sudamérica (2009).
Las características que distinguen al Toyota Hilux, ya sea en su versión de calle o de competición, como son su calidad, durabilidad, fiabilidad y robustez, volvieron a quedar de manifiesto en Perú, único país en el que se corrió en la edición 2019 del Dakar. Se da la circunstancia de que Hilux se fabrica en Sudáfrica, país de origen de la versión preparada para el Rally Dakar con la que Toyota ha logrado su primer Dakar.
El equipo lideró la carrera desde la primera hasta la última etapa, con Al Attiyah y Baumel siempre en cabeza, salvo en la etapa 2 cuando cedieron la primera plaza a sus compañeros Giniel de Villiers-Dirk von Zitzewitz. El piloto catarí de Toyota y su copiloto francés recuperaron el liderato en la tercera etapa y ya no lo soltaron hasta cruzar la última línea de meta en Lima, a pesar de afrontar algunas de las etapas más difíciles de la historia del Dakar ya que la edición 2019 ha sido una de las más duras.
Tras su triunfo, Nasser Al Attiyah se mostró eufórico: "Estamos muy felices, no solo por nosotros, sino también por Toyota y por todo el equipo TOYOTA GAZOO Racing. Todos han trabajado muy duro durante mucho tiempo y realmente se lo merecen. Gracias por dejarnos conducir este coche".
La victoria de Al Attiyah y Baumel significa que Toyota ha ganado las dos carreras más difíciles del mundo: las 24 Horas de Le Mans y el Rally Dakar. Y a ello se suma el Campeonato de Constructores del WRC. Todo ello en apenas siete meses, los que van desde las 24 Horas de Le Mans, disputadas entre las 15.00 horas del 16 de junio a las 15.00 horas del 17 de junio de 2018, hasta el triunfo en el Dakar, certificado el 17 de enero de 2019. El título de constructores en el Campeonato del Mundo FIA de Rallyes se alcanzó a mediados de noviembre gracias a la victoria de Jari-Matti Latvala en el Rally de Australia.
Ahora el constructor nipón se prepara para disputar el Rally de Montecarlo, del 24 al 27 de enero, y cerrar la Supertemporada del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), del que restan tres carreras: 1.000 millas de Sebring (15 de marzo), 6 Horas de Spa-Franconrchamps (4 de mayo) y 24 Horas de Le Mans (15 y 16 de junio).

No hay comentarios:

Publicar un comentario