Noticias:

viernes, marzo 29, 2019

El P80/C se convierte en el Ferrari más exclusivo y radical.

Crear una versión totalmente nueva y moderna de un prototipo deportivo de Ferrari es una tarea ambiciosa y compleja, por eso el nuevo Ferrari One-Off, el P80/C, se concibió con esta idea. 
El Ferrari Styling Centre, bajo la dirección de Flavio Manzoni, y el equipo de ingeniería y aerodinámica trabajaron mano a mano con el cliente, compartiendo los mismos valores y enfoques para crear un nuevo "coche mítico" con un espíritu totalmente único y auténtico.
El cliente, un gran conocedor del mundo Ferrari, proviene de una familia con una larga tradición de admiración por el Cavallino Rampante y también es un coleccionista de Ferrari con un profundo conocimiento de la marca. Esto lo convertía en el socio perfecto para realizar un proyecto tan exigente que requería un alto nivel tanto de interacción como de implicación emocional.
El concepto básico del cliente era crear un prototipo de deportivo moderno inspirado en los modelos icónicos de la historia de la icónica marca italiana: por un lado el 330 P3/P4 y por otro el Dino 206 S de 1966.
Así que con el P80/C se estableció un objetivo ambicioso para el Ferrari Styling Centre: desarrollar un nuevo tipo de producto que sencillamente no existía en la gama actual de Ferrari, un prototipo de deportivo inspirado en los modelos que básicamente crearon sus propias normas de diseño y se convirtieron de esta forma en famosos iconos que, aunque habían sido concebidos como coches de carreras, influyeron también en toda una serie de elegantes automóviles para la carretera. 
Un ejemplo concreto es la estrecha relación entre el coche de carreras Dino 206 S y la producción del Dino 206/246 GT, por ejemplo. Ambas versiones comparten el mismo ADN, a pesar de que tengan un vocabulario de estilo distinto: el primero luce los elementos de carreras de Ferrari mientras que el segundo posee las líneas más sobrias y refinadas de los coches para la carretera.
El objetivo del Ferrari Styling Centre era crear un modelo decididamente moderno que no hiciera grandes concesiones al pasado, aparte de intentar recrear la forma sensual de esos modelos icónicos con unos alerones más marcados formados por la intersección de superficies cóncavas y convexas.
El proyecto del P80/C, que arrancó en 2015, ha tenido la fase de desarrollo más larga de todos los One-Off que Ferrari ha hecho hasta la fecha. Este periodo de gestación extremadamente intenso fue el resultado de una investigación a fondo sobre el estilo y un prolongado desarrollo de la ingeniería, con un meticuloso análisis de los parámetros de rendimiento, así como unas pruebas minuciosas de aerodinámica, todo ello con un enfoque distinto al que ha tenido Ferrari con los anteriores One-Offs.
Normalmente, este tipo de automóvil tiende a ser una reinterpretación estilística de modelos de la gama actual; un nuevo concepto o idea básica que lo distingue del coche donante se añade a una maquinaria ya existente. La maravillosa historia de la industria automovilística italiana es tan sólo eso: una abundancia de coches excepcionales basados en el mismo chasis, pero con equipados con diferentes carrocerías.
Sin embargo, el P80/C es radicalmente distinto. Es un coche de carreras, lo que significa que el rendimiento es un factor crucial, así que esto no sólo condicionó al equipo de diseño a buscar un diseño absolutamente único, también los obligó a realizar cambios drásticos a la maquinaria del coche donante. Esto implicó introducir características específicas necesarias para garantizar la unión perfecta del estilo, la potencia técnica y la aerodinámica.
Se decidió usar el chasis del 488 GT3 como base, no sólo por su rendimiento, sino también por su larga distancia entre los ejes (más de 50 mm comparado con el 488 GTB), lo que permitía una mayor libertad creativa. Respetando la estructura clásica del Ferrari 488 en la que la cabina suele estar colocada en el centro, el chasis del GT permitía a los diseñadores enfatizar un efecto de cabina hacia delante en el que la parte posterior se alarga para dar al automóvil un carácter más agresivo y compacto. Este fue uno de los pilares de estilo del P80/C desde el principio del proceso de diseño.
Una decidida forma de cuña domina la vista lateral en la parte frontal del automóvil. Las formas musculares de los alerones frontales y traseros con la cabina en el medio se enfatizan con amplios contrafuertes que se expanden hacia las tomas de aire laterales. 
Esto da la impresión de que la cabina está totalmente fundida con el cuerpo; el efecto se acentúa aún más con el parabrisas envolvente que hace referencia al aspecto icónico de los prototipos deportivos del pasado. Los arbotantes convergen hacia el techo recalcando el efecto visera de los cristales. Todas estas características no sólo hacen referencia al 330 P3/P4, sino que, además, son todo un homenaje a las berlinettas Dino y 250 LM.
Las ventanas laterales se funden gráficamente con unos amplios surcos creados por las tomas de aire laterales que proporcionan un movimiento descendente dinámico a los flancos posteriores. Esta disrupción equilibra la forma de cuña del flanco delantero y separa visualmente la parte trasera del resto del automóvil.
Visto desde arriba, queda claro que la carrocería es más ancha sobre el eje delantero, pero después se estrecha bruscamente creando una marcada cintura en la zona de la puerta trasera para ensancharse de nuevo de forma drástica en la parte trasera. Este tipo de arquitectura tan representativa también se enfatiza con el uso de montantes C de tipo arbotante que están físicamente separados de la cabina. Por una parte, los montantes C rodean las tomas de aire del intercooler. Por la otra, acentúan la caída acusada de altura entre el techo y la superficie de la cubierta trasera del motor. En lugar de una continuación más normal de la línea del techo sobre la cubierta del motor, se prefirió una solución más extrema, creando un hueco en la parte posterior de la cabina con una pantalla trasera vertical.
El desarrollo aerodinámico se basó en la experiencia adquirida con el 488 GT3, pero no fue determinado por las restricciones de la normativa internacional. Por tanto, el separador frontal es específico para este modelo y, aunque la curva de expansión y los generadores de vórtices del difusor trasero son los mismos que los del GT3, las superficies externas son todas únicas en el P80/C. El resultado es una mejora de aproximadamente el 5 % de la eficiencia general, necesaria para un aprovechamiento pleno del motor sin restricciones.
El objetivo era equilibrar la carga aerodinámica de la parte superior de la carrocería de manera uniforme sobre los dos ejes, haciendo así un uso pleno de los bajos del bastidor del 488 GT3. La configuración de la carrocería trasera requería adoptar un perfil aerodinámico que se asentara en la parte inmediatamente posterior al bode inferior del techo para proporcionar una fuerte recompresión del flujo hacia atrás, reforzando la carga aerodinámica generada por la cola y el alerón. Este perfil aerodinámico está basado en el alerón en forma de T adoptado en la Fórmula 1 en 2017. En este caso, está diseñado para reducir la longitud del flujo sobre la parte trasera, creando el efecto de un parabrisas trasero «virtual» muy corto y una burbuja de separación extremadamente limitada.
La parte delantera del automóvil posee una geometría formal de estilo catamarán. La forma casi de alerón resalta el efecto saliente del morro, que queda subrayado por la interacción de los huecos de forma efectiva. Los grandes orificios de ventilación del radiador están situados justo detrás de esta estructura similar a un alerón y los orificios de salida sobre el capó delantero acentúan los potentes y musculosos alerones.
El hecho de que el P80/C esté homologado sólo para su uso en carreras significa que se puede prescindir de elementos que serían necesarios en un automóvil para la carretera y que influirían notablemente en su diseño. Las luces de cruce normales prácticamente han desaparecido. O más bien han sido reducidas a unas meras hendiduras colocadas en huecos en la parte frontal del automóvil y que recuerdan a las tomas de aire en la rejilla del 330 P3/P4. No obstante, al contrario que en el 330, en el P80/C no están colocadas en una rejilla ovalada, sino que parecen más bien dos huecos esculpidos en la parte delantera del coche. 
El mismo elemento decorativo aparece en la parte posterior del vehículo. El alerón trasero es muy amplio para cumplir con los requisitos aerodinámicos e incorpora dos luces traseras muy características de forma que parecen orificios de ventilación, reflejando así el diseño de la parte frontal.
Incluso el cuadro trasero, que permite ver completamente el tren de rodaje, tiene una arquitectura de tipo catamarán. Esto permitió prescindir completamente de la carrocería en la parte interior. De hecho, su único ocupante es una rejilla para dejar salir el calor del compartimento del motor. Este espacio está ocupado por un enorme difusor trasero que casi parece estar separado del resto del automóvil.
La adopción de un parabrisas trasero cóncavo y listones de aluminio en la cubierta del motor, una referencia al 330 P3/P4, le dan a la cola del P80/C un aspecto único y reconocible al instante.
A petición del cliente, el automóvil fue diseñado con un doble espíritu: por un lado, una configuración para carreras, que incluye un llamativo alerón de fibra de carbón y ruedas de 18 pulgadas de una sola tuerca; por otro, el paquete de exposición completo con ruedas de 21 pulgadas pero sin complementos aerodinámicos para resaltar la pureza de sus formas.
El P80/C ha sido diseñado para que el vocabulario de su diseño resulte claro de forma instantánea. Aunque está hecho completamente de fibra de carbón, sólo las partes con una función estrictamente técnica se han dejado al descubierto, mientras que la carrocería principal se ha pintado de un Rosso Vero intenso. El cliente eligió el nombre, demostrando así que su lealtad hacia los modelos deportivos de Ferrari incluye hasta los colores.
El interior es prácticamente igual que el del coche donante, con una jaula de seguridad integrada en la carrocería. Las secciones laterales del salpicadero han sido rediseñadas a partir de la versión del 488 GT3, al igual que la tapicería de los asientos y los paneles de las puertas. Estos últimos ahora tienen carcasas de fibra de carbono y no influyen en el peso del automóvil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario