Noticias:

lunes, abril 15, 2019

Jérôme D'Ambrosio recupera el liderazgo en el ePrix de Roma.

Por segundo año consecutivo el centro de Roma acogió la séptima ronda del Campeonato del Mundo de Fórmula E.
En este imponente escenario se vivió otra dramática carrera en la que Jérôme D’Ambrosio (Mahindra Racing) terminó en octava posición, después de marcarse otra épica remontada que le hizo sumar cuatro puntos y recuperar el liderato en el campeonato de pilotos.
Por su parte su compañero de filas, Pascal Wehrlein, también sumó un punto después de cruzar la línea de meta en décimo lugar.
En desventaja al clasificarse en el grupo 1 sobre una pista fría, Jérôme luchó por destacar al máximo en el sector final de su vuelta de calificación y, con los tiempos de vuelta mejorando a medida que la pista iba obteniendo agarre, se vio obligado a comenzar desde la 10ª fila de la parrilla (posición nº 19). Pascal estableció su vuelta de calificación en el grupo 2 y se clasificó en la 10ª posición, pero recibió una penalización por exceso de velocidad mientras había bandera roja, por lo que comenzó la carrera desde la 14ª plaza.
En el extremadamente estrecho circuito del ePrix de Roma, que estaba húmedo por un aguacero antes del inicio de la carrera, ambos pilotos de Mahindra Racing tuvieron un comienzo limpio, con Pascal y Jérôme en las posiciones 15 y 18, respectivamente, al final de la primera vuelta. Sin embargo, un incidente posterior que involucró a José Maria López, Jean-Eric Vergne y Gary Paffett, bloqueó la pista y obligó a que se exhibiera la bandera roja.
Tras un prolongado período de bandera roja de 45 minutos, Pascal y Jérôme reiniciaron la carrera en las posiciones 15 y 17 y comenzaron a trabajar escalando posiciones en los 40 minutos que quedaban para concluir la carrera. Con 10 minutos para el final, Jérôme estaba en el 10º lugar, con Pascal justo fuera de los puntos en el 12°. A 2 minutos para el final, Pascal pudo ascender al 11° lugar y luego, con Jean-Eric Vergne recibiendo una penalización, Jérôme ganó una posición en última instancia.
La Fórmula E sigue en Europa para la próxima ronda del campeonato, que tendrá lugar dentro de dos semanas en el corazón de París, en concreto el sábado 27 de abril.
Jerome D’Ambrosio:
Ha sido un día difícil, ¡pero es bueno ser líder de nuevo! Está siendo muy reñido y muy competitivo, pero como nosotros siempre tenemos que calificar en el grupo 1, estamos en desventaja. Esto significa que cuando deberíamos estar luchando por un podio, porque tenemos ritmo para ello, en lugar de eso tenemos que contentarnos en arañar algunos puntos. Creo que hicimos una buena estrategia, pero te encuentras compitiendo con pilotos que no deberían estar al frente de la carrera debido al formato de calificación. Para los fans es entretenido, pero a veces para nosotros es frustrante. Tenemos que quedarnos con los aspectos positivos como el anotar puntos nuevamente y debemos seguir extrayendo el máximo de cada fin de semana.
Pascal Wehrlein:
Para mí fue una carrera neutra. Cambiamos un poco la configuración del monoplaza, lo que ayudó en la carrera, y nuestro ritmo fue mucho mejor que en la calificación. No estoy muy seguro de por qué la calificación no fue tan buena; yo no estaba realmente contento con el balance y luego sucedió la penalización a Vergne, que claramente nos benefició. Sabemos que podemos estar luchando en la cima y ganando carreras.
Dilbagh Gill:
En general, fue un día decente. Desafortunadamente comenzamos en las últimas posiciones debido al formato de los grupos de calificación. No fue culpa nuestra sino de la suerte del sorteo. Lo que hicimos fue realizar el máximo de adelantamientos como equipo para seguir avanzando y terminar con ambos coches en la zona de puntos. En una carrera caótica mantuvimos nuestra “nariz” limpia y seguimos avanzando. Estoy feliz por estar liderando nuevamente el campeonato de pilotos y peleando en la cima por el de equipos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario